Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Hay estrés aun con el comer, pero los antioxidantes pueden ayudar / 13 de marzo 2008 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Cerezas Bing. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Los investigadores del ARS están estudiando las diferencias en la biodisponibilidad de antioxidantes en alimentos tales como las cerezas Bing.


Lea más

Hay estrés aun con el comer, pero los antioxidantes pueden ayudar

Por Marcia Wood
13 de marzo 2008

Aun cuando una comida es sumamente agradable, el comer causa lo que se conoce como el estrés oxidativo. Durante la digestión de alimentos, el cuerpo humano produce moléculas llamadas radicales libres que a veces son perjudiciales. Pero los antioxidantes—compuestos sanos en frutas y verduras—pueden ayudar a neutralizar los radicales libres.

Esta es otra buena razón para comer por lo menos unos alimentos ricos en antioxidantes con cada comida, según Ronald L. Prior, quien es químico con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS). Para aprender más sobre los efectos de los antioxidantes en el estrés oxidativo postprandial—es decir, el estrés oxidativo que ocurre después de comer—Prior y otros investigadores colaboraron en cuatro estudios clínicos con voluntarias femeninas sanas.

Los científicos descubrieron que la capacidad antioxidante de muestras de la plasma sanguínea de las voluntarias se redujo después del consumo de una comida sin antioxidantes. Pero los científicos también descubrieron, por primera vez, que consumir uvas con la misma comida evitó cualquier disminución en la capacidad antioxidante de la plasma sanguínea de las voluntarias durante las dos horas inmediatamente después de comer la comida—el período cuando la digestión es la más rápida.

Prior, quien trabaja en el Centro de Nutrición de Niños financiado por el ARS en Little Rock, Arkansas, notó que omitir alimentos ricos en antioxidantes de las comidas podría llevar al daño celular causado por los radicales libres. Se piensa que tal daño aumenta el riesgo de la aterosclerosis, el cáncer y otras enfermedades.

Prior realizó el trabajo en colaboración con Liwei Gu y Xianli Wu del centro de nutrición en Arkansas; Richard A. Cook de la Universidad de Maine en Orono; Robert A. Jacob y Gity Sotoudeh, ambos anteriormente con el Centro Occidental de Investigación de Nutrición Humana mantenido por el ARS en Davis, California; y Adel A. Kader con la Universidad de California en Davis.

Los experimentos fueron parte de un estudio más grande que comparó la capacidad del cuerpo humano de utilizar los antioxidantes en las cerezas Bing, las ciruelas secas, el jugo de ciruela seca, las frutas kiwi, las uvas rojas, las fresas y arándanos silvestres. Los científicos usaron un método desarrollado por ARS y llamado "Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno" (ORAC por sus siglas en inglés) para evaluar la capacidad antioxidante de las frutas. Ellos documentaron sus hallazgos en 'Journal of the American College of Nutrition' (Revista del Colegio Americano de Nutrición) en 2007.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de marzo 2008.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Última Modificación: 3/13/2008
Footer Content Back to Top of Page