Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Limpiando a las vacas–desde el revés / 15 de noviembre de 2011 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Microbiólogo Todd Callaway observa una vaca que se alimenta con la corteza y la pulpa de naranja. Enlace a la información en inglés sobre la foto
Microbiólogo Todd Callaway con el ARS ha descubierto que alimentar al ganado bovino con la corteza y la pulpa de naranja puede reducir los niveles de las bacterias E. coli y Salmonella en los intestinos de los animales.


Lea más

Limpiando a las vacas–desde el revés

Por Rosalie Marion Bliss
15 de noviembre de 2011

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colaboradores han realizado una serie de estudios que explorar maneras de reducir, sin el uso de antibióticos, los patógenos alimentarios que se encuentran en los intestinos de los animales para carne.

El grupo incluye microbiólogo Todd R. Callaway con la Unidad de Investigación de la Seguridad de Alimentos y Pienso, mantenida por el ARS en College Station, Texas; líder del proyecto Jeffrey Carroll, quien es científico de animales en la Unidad de Investigación del Bienestar del Ganado mantenida por el ARS en Lubbock, Texas; y John Arthington con la Universidad de la Florida en Ona.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y esta investigación apoya la prioridad del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional.

Estudios previos demostraron que los productos cítricos les proveen al ganado bovino una cantidad adecuada de fibra y vitaminas, y que los aceites esenciales en tales productos proveen un efecto antibiótico natural.

Los datos de Callaway demostraron la viabilidad de utilizar la pulpa de naranjas como una fuente de alimento para estimular la actividad antimicrobiana en los intestinos del ganado bovino. También demostraron que el consumo de productos cítricos (las cortezas y la pulpa de naranja) por el ganado bovino es compatible con las prácticas actuales de producción, y los subproductos cítricos son aceptables al ganado.

Callaway también mostró maneras de explotar los aceites esenciales, los cuales son sustancias antimicrobianas naturales. Colaboraciones con investigadores Steven Ricke y Philip Crandall de la Universidad de Arkansas en Fayetteville han identificado aceites específicos que matan a las bacterias patogénicas.

Desde el principio de los estudios por Callaway, él reconocía que la corteza de naranja puede ser pesada y costosa de transportar, así que sus estudios más recientes han investigado el uso de cortezas de naranja procesadas en forma de bolitas.

En un estudio, el grupo alimentó al ganado ovino con las bolitas a base de cortezas de naranja por ocho días. El ganado ovino sirvió como un modelo por el ganado bovino. En el estudio con el ganado ovino, el consumo de las bolitas de subproductos de naranja redujo las poblaciones de la bacteria Salmonella por 10 veces en los contenidos intestinales de los animales. Callaway recibió una subvención de la Asociación Nacional de Ganaderos de Carne de Res (NCBA por sus siglas en inglés) para ayudar a patrocinar el estudio. Resultados de este estudio en el 2011 fueron publicados en 'Foodborne Pathogens and Disease' (Patógenos Alimentarios y Enfermedades).

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de noviembre-diciembre del 2011.

Última Modificación: 11/15/2011
Footer Content Back to Top of Page