Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Estrategias para facilitar la recuperación de las tierras de pasto después de los fuegos / 20 de enero 2012 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Científico Tony Svejcar (izquierda), técnica Lori Ziegenhagen y fisiólogo de plantas Jeremy James examinan la hierba de trigo Bluebunch común (Pseudoroegneria spicata). Enlace a la información en inglés sobre la foto
Científico Tony Svejcar (izquierda), técnica Lori Ziegenhagen y fisiólogo de plantas Jeremy James descubrieron que pequeños cambios podrían aumentar significativamente el éxito de los esfuerzos de restauración de plantas en algunos paisajes de tierras de pasto después de fuegos.


Lea más

Estrategias para facilitar la recuperación de las tierras de pasto después de los fuegos

Por Ann Perry
20 de enero 2012

Científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) están asegurando que los gastos de sostener y reparar los ecosistemas de las tierras áridas de pasto merecen la pena.

Los científicos del ARS en Burns, Oregon, han identificado los factores que limitan el éxito de los proyectos de restauración de las tierras de pasto. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y esta investigación apoya la prioridad del USDA de responder al cambio climático global.

Después de los fuegos arrasadores, los gerentes de terrenos públicos en la parte occidental de EE.UU. a menudo rápidamente siembran las áreas quemadas para proveer protección a la cuenca hidrográfica y para controlar la erosión del suelo. Aunque las semillas sembradas en el otoño en las tierras de pasto después de fuegos típicamente producen plantas en la próxima primavera, sus tasas bajas de establecimiento a menudo se atribuyen a una falta de precipitaciones o competencia por los pastos nativos.

Fisiólogo de plantas Jeremy James y líder de investigación Tony Svejcar, quienes trabajan en el Centro de Investigación Agrícola de Oregon Oriental en Burns, compararon el éxito de estrategias de siembra después de fuegos en cuatro sitios en Oregon donde los fuegos arrasadores quemaron 300.000 acres.

Los científicos obtuvieron un surtido de semillas de varias especies que crecen en las tierras de pasto. Luego sembraron parcelas experimentales con una barrena—una práctica común en sembrar sitios después de fuegos—o sembraron las semillas en el suelo a mano para controlar cuidadosamente la profundidad de la plantación. Además, utilizaron el riego y quitaron las malezas en algunas de las parcelas para ayudar a evaluar la importancia relativa de la colocación de las semillas, la cantidad de precipitaciones anualmente, y la competencia por las malezas.

El mejor establecimiento de las semillas ocurrió en las parcelas sembradas a mano con aproximadamente 14 plantas por metro cuadrado. Las parcelas donde los investigadores utilizaron la barrena tuvieron tasas de establecimiento de aproximadamente cuatro plantas por metro cuadrado, y la eliminación de las malezas y el manejo de riego no tuvieron ningún impacto en las tasas de establecimiento por las semillas.

Los investigadores también observaron que aunque los fuegos arrasadores en los cuatro sitios del estudio quemaron toda la artemisia, otras hierbas nativas rápidamente se repusieron. Esto sugiere que en algunos casos, no habrá la necesidad de sembrar de nuevo algunos paisajes.

Los científicos creen que estos hallazgos indican que mejoramientos pequeños en la tecnología de siembra podría rendir grandes aumentos en el éxito de restaurar las tierras de pasto. Los resultados de esta investigación fueron publicados en 'Rangeland Ecology and Management' (Ecología y Manejo de Tierras de Pasto) en el 2010.

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de enero del 2012.

Última Modificación: 1/20/2012
Footer Content Back to Top of Page