Page Banner

United States Department of Agriculture

Agricultural Research Service

Cambios climáticos podrían ayudar a restaurar hierbas a las tierras de pasto en EE.UU. / 3 de agosto de 2012 / Noticias del Servicio de Investigación Agrícola, USDA

Hierbas perennes creciendo cerca de los arbustos leñosos en el desierto  chihuahuense en el estado de Nuevo México. Enlace a la información en inglés sobre la foto
En el desierto chihuahuense en el estado de Nuevo México, cambios en el clima global y el manejo del pastoreo están ayudando a restaurar las hierbas perennes que cubrieron mucho de la tierra de pasto hace muchos años.


Lea más

Cambios climáticos podrían ayudar a restaurar hierbas a las tierras de pasto en EE.UU.

Por Ann Perry
3 de agosto de 2012

Los cambios climáticos globales podrían ayudar a los desiertos dominados por los arbustos a convertirse en los ecosistemas que fomentan el establecimiento y crecimiento de hierbas, según los resultados de estudios por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

Estos hallazgos indican que aumentos de precipitaciones durante una secuencia de años—y el manejo prudente del pastoreo–podrían ayudar a impedir la invasión de las plantas leñosas en la parte suroeste de EE.UU.

Ecologista Debra Peters trabaja en la Tierra de Pasto Experimental de Jornada en Las Cruces, Nuevo México. Peters y otros investigadores allí usaron mapas creados en el siglo XIX, los cuales demuestran la distribución de varios tipos de plantas, para comparar cambios en la distribución de plantas con la cantidad de precipitaciones, y para identificar las tendencias a largo plazo hacia la desertificación.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés), y esta investigación apoya la prioridad del USDA de responder al cambio climático global.

Después de la identificación de los cambios en la distribución de vegetación durante los últimos 150 años, los investigadores utilizaron datos recopilados por colaboradores en el Proyecto de Investigación Ecológica a Largo Plazo de la Cuenca Hidrográfica de Jornada. Los datos se recopilaron de cinco tipos de ecosistemas del desierto: las hierbas de altura, las praderas de playa, y los terrenos cubiertos con el algarrobo, la gobernadora (Larrea tridentata), y el hojasén (Fluorensia cernua) .

Luego los investigadores compararon los cambios y las especies herbáceas o leñosas desde el 1989 con los cambios después de una secuencia de años secos y años con una cantidad típica de precipitaciones del 1994 al 2003, y después de una secuencia de años con muchas precipitaciones del 2004 al 2008.

Durante los años húmedos, todas las tierras estudiadas demostraron un aumento en la producción de plantas, principalmente por un aumento en la cantidad de plantas herbáceas. Este aumento fue lo más alto en las tierras de pasto de altura y las tierras con el algarrobo, donde el suelo fue más arenoso. Además, otros indicadores de la producción y diversidad de plantas fueron significativamente más altos en las hierbas de altura, el algarrobo, y el hojasén durante los años húmedos comparados con el período seco.

Peters piensa que los años más húmedos fomentaron un cambio en las interacciones entre el suelo, las plantas y el agua, y estas interacciones apoyaron el establecimiento y crecimiento de las hierbas.

Los resultados de este estudio fueron publicados en el 2011 en la revista 'Global Change Biology' (Biología del Cambio Climático).

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de agosto del 2012.

Última Modificación: 8/2/2012
Footer Content Back to Top of Page